Hola,soy

Alejandra Rabadán

Mi nombre es Alejandra Rabadán Gil de Pareja. Desde muy pequeña he sentido un gran interés por las personas, observando las dinámicas relacionales con mucha curiosidad. Era capaz de percibir el estado emocional de la gente de mi alrededor y de manera natural fui desarrollando (lo que más tarde descubrí que se llamaba) empatía e inteligencia emocional. Por ello, cuando descubrí la Psicología lo tuve claro, “quería hacer de mi pasión mi profesión”.  Y comencé el camino.

Soy Licenciada en Psicología por la Universidad de Murcia, con habilitación sanitaria, Terapeuta Gestalt con formación en Psicología Clínica Infanto-Juvenil, Psicología de la Intervención Social, Terapia Sistémicay Psicoterapia Feminista.

Durante mi época de estudiante tuve la oportunidad de realizar una beca Erasmus y visitar en varias ocasiones Latinoamérica, participando como voluntaria en proyectos para Guatemala y Argentina. Lugares, experiencias y personas que me aportaron grandes enseñanzas y me impulsaron a seguir formándome en el área de la Intervención Social. Desde entonces integré profundamente la necesidad de tener en cuenta el contexto social y cultural para realizar un acompañamiento terapéutico respetuoso.

Conseguir trabajar como psicóloga fue todo un reto, después de un largo tiempo combinando trabajos, estudios y formaciones llegó para mí una gran oportunidad: trabajar con mujeres en el centro de Emergencia para Mujeres Víctimas de Violencia de Género de Murcia. Me siento enormemente agradecida a todas las mujeres a las que pude acompañar, por su confianza en mí y por todo lo que aprendí con ellas. Uno de los mayores aprendizajes que me llevo es la importancia de incorporar la perspectiva de género en la intervención psicológica, para evitar culpabilizar a las mujeres y patologizar síntomas que son consecuencias naturales de la violencia machista y del sistema patriarcal.

Fue en la formación en Terapia Gestalt donde conocí a Lola Hernández. Todavía recuerdo su cara de ilusión al hablarme de La Caravana Roja, me resultó tan interesante y empoderador, como desconocido y lejano. Profundizar en el ciclo menstrual e identificar como afecta a nuestra salud mental y emocionalabrió ante mi todo un mundo nuevo, “la cultural menstrual”. ¿Cómo había vivido tan desconectada de mi cuerpo, de mi ciclo y de la relación de este con mi estado emocional? Comencé a descubrir mi propio ciclo y cómo afecta a nuestra salud mentaldesde una mirada holística, cíclica y feminista.Pronto Lola, me invitó a sumarme al movimiento de cultura menstrual y me subí a La Caravana Roja.

En mi trabajo como psicóloga sanitaria, pongo este conocimiento al servicio del proceso de autoconocimiento y autocuidado de las niñas, adolescentes y mujeres a las que acompaño. Considero que, en un proceso psicoterapéutico enfocado a la salud de las mujeres, conocer el ciclo menstrual es una vía de conexión con el cuerpoque nos ayuda a tomar conciencia de nosotras mismas.

Me siento muy ilusionada y agradecida de formar parte de este equipo.Creo que la Caravana Roja tiene una misión muy importante: difundir Cultura Menstrual. Así que, me subo a esta caravana con el deseo de que podamos juntas imaginar, aprender, crecer, habitar nuestros cuerpos y conectarnos al mundo desde nuestra fuerza interior.

M

Hello. How are you?

SAMPLE POPUP

Built with Divi Builder.

Email Address

your@gmail.com

OUR OFFICE

101 Mark Boulevard St,
10040, New York,
United States.