El uso de plantas medicinales para aliviar el dolor menstrual

plantas medicinales para la menstruación

Desde tiempos inmemoriales, las mujeres hemos sabido identificar y crear formas de autogestión de nuestra salud a través del uso de plantas medicinales para aliviar el dolor menstrual.

Esta información ha sido transmitida de generación en generación a través de la palabra y acudiendo a las madres, tías, abuelas o vecinas para crear conocimiento acerca de nuestra sexualidad, nuestros ciclos y nuestros cuerpos. 

Este conocimiento también ha sobrevivido a procesos colonizadores en los que el patriarcado puso atención y fuerza en arrebatarnos esta sabiduría como método de control y sometimiento.

Por eso es revolucionario reconocer y poner en práctica el uso de plantas medicinales para aliviar el dolor menstrual y regular la menstruación y así ir recuperando autonomía y buscando alternativas al Ibuprofeno.

El camino de vuelta al cuerpo implica dosis de escucha, autoconocimiento y búsqueda de alternativas que nos ofrezcan un bienestar integral.

Y por lo tanto también conlleva tiempo, compromiso y toma de responsabilidad para ponernos a nosotras mismas en el centro y como eje principal de nuestra lista de prioridades.

En este proceso quizá podamos ir descubriendo una historia común en la que las mujeres gozábamos de mayor libertad de exploración y respeto por nuestro cuerpo y por la interacción con el medio ambiente.

Durante los años que viví en Perú, tuve la suerte y el honor de conocer a mujeres con las que recorría la montaña o la selva en búsqueda de plantas que sirven para aliviar los cólicos menstruales, regular los ciclos hormonales o facilitar el proceso del parto. Ellas compartían conmigo este conocimiento que también les había sido transmitido por otra mujer y este hilo de sabiduría se iba tejiendo una vez más.

Cada vez que tomo plantas medicinales para la menstruación experimento una sensación de fortaleza y de mayor compromiso conmigo misma.

De alguna forma siento que soy parte de una revolución menstrual personal y colectiva pues el uso de plantas ha resistido a lo largo de la historia a pesar de cómo la industria farmacéutica se ha posicionado intentando obviar que la base de la medicina es el uso de las plantas y la interacción de sus componentes químicos con el cuerpo desde una mirada amplia, integral y diversa.

Por estas razones hoy comparto contigo información de algunas de estas plantas gracias al intercambio de conocimiento compartido con otras mujeres de diferentes pueblos y comunidades.

Cada planta medicinal tiene distintos usos y modos de preparación de acuerdo a las necesidades o el motivo por el que la vayamos a tomar, por eso es importante conocer sus propiedades para encontrar aquellas que mejor se ajusten a cada una de nosotras. De las que hoy vamos a hablar, te recomiendo que las consumas por vía oral ya sea en infusión o tintura.

Empezamos con el Orégano.

Esta planta es muy común y conocida por ofrecer un sabor especial que acompaña a muchas comidas. Sin embargo, no solo sirve para darle un toque especial a nuestros productos de arte culinario sino que también es un poderoso antiinflamatorio y antiespasmódico por lo que ayuda a calmar las molestias durante la menstruación ya que facilita que el útero lleve a cabo las contracciones que expulsan al endometrio (pared del útero que desciende a través de la sangre menstrual) de una manera mucho más fluida.

Por otra parte, también previene la retención de líquidos que puede ocurrir durante la fase premenstrual y menstrual y alivia los estados de irritabilidad pues recordemos que las plantas también actúan a nivel anímico.

Otra planta medicinal que nos ayuda a estimular la menstruación es la Canela.

La Canela es muy conocida por su sabor y olor pues resulta muy agradable consumirla en una infusión así como en algunos postres. Sin embargo, tiene muchas propiedades para la salud y específicamente para estimular la llegada de la menstruación pues promueve la contracción uterina.

Esta planta provoca movimientos espasmódicos en el útero por lo que facilita la aparición de la sangre menstrual. En este sentido, muchas mujeres la utilizan en caso de tener un retraso en la llegada de la menstruación. No obstante, hay que llevar precauciones en el consumo sobre todo si estás embarazada o crees que puedes estarlo.

Por otra parte, también tiene propiedades relajantes así que una buena idea podría ser prepararte un té de canela a llegar a casa y sentarte en el sofá a descansar.

El Jengibre también es una planta medicinal para las menstruaciones dolorosas.

El Jengibre ha sido utilizado desde hace muchos años como calmante, digestivo y antiséptico natural.

Esta planta además nos procura una sensación de calor interno que genera un nivel de bienestar localizado en el útero además de ser un antiinflamatorio que alivia las sensaciones de dolor asociadas a los calambres y cólicos menstruales.

También podemos utilizar Anís.

El Anís alivia los espasmos del útero y también tiene un efecto calmante en la digestión pues facilita el tránsito intestinal. Recordemos que cuando estamos menstruando, todos los órganos de nuestro cuerpo van a un nivel más lento por lo que es posible que nuestro sistema digestivo también se vea afectado pudiendo sufrir algunas alteraciones.

Además es una gran fuente de calcio y este elemento es esencial para vivir menstruaciones más saludables.

Por otra parte tenemos la Valeriana.

Además del poder antiinflamatorio que tiene, también provoca un efecto relajante que puede ayudarnos a alcanzar un mayor estado de calma si, por ejemplo, hemos tenido un día con un alto nivel de estrés y llegamos a casa con dolores menstruales y alteración del estado de ánimo así como dolores de cabeza provocados por esta agitación externa.

Y por último la Ruda.

Esta planta tiene el poder de aumentar la circulación sanguínea en el útero así como acelerar los movimientos espasmódicos por lo que estimula la llegada de la menstruación. Al aumentar el nivel de circulación de sangre en la zona, evita que se pueda adherir un óvulo fecundado en la pared del útero por lo que también tiene propiedades abortivas y anticonceptivas dependiendo del uso que se le dé así como de la cantidad ingerida. Es importante tener en cuenta que el consumo de esta planta ha de ser tomado en pequeñas cantidades pues el consumo en exceso puede resultar tóxico y que en caso de que estés embarazada o creas que puedes estarlo no consumas esta planta por el riesgo que conlleva.

Como puedes comprobar, hay muchas plantas que, dependiendo de la zona geográfica donde vivamos, podemos encontrar.

Asimismo, hay diferentes maneras de combinarlas y de tomarlas y te invito a que vayas identificando y probando cuales de ellas pueden ayudarte pues comprobarás que cada planta funciona de una manera u otra dependiendo de la persona que las toma y sus necesidades.

También te animo a iniciar tu propia búsqueda e investigación sobre el uso de plantas medicinales que realizaban las mujeres en la zona del mundo en la que vivas.

Es posible que parte de este conocimiento se haya perdido pues normalmente ha sido transmitido de manera oral y es un legado que corre el riesgo de extinguirse ya que el sistema patriarcal se encarga de quitarle el inmenso valor que tiene.

Quizá éste sea un buen paso para cuestionarnos de qué manera podemos recuperar esa sabiduría que también parte de cultivar una conciencia crítica hacia como el diseño de esta sociedad nos arrebata la autonomía y la autogestión en nuestro bienestar.

A partir de la comprensión de estos factores, intuyo que tendremos una mayor capacidad de buscar y generar otras fuentes de información y campos de conocimiento que puedan sernos más útiles que los establecidos.

Y esta capacidad es de todas y para todas.

IMPORTANTE: El uso y consumo de plantas medicinales puede ser una buena alternativa para reducir las molestias y dolores durante la menstruación. No obstante, si estás bajo un tratamiento médico consulta a un/a especialista sobre qué tipo de plantas medicinales te pueden venir bien en tu caso particular.

Imagen: Camila Barrales

Siguiente

M

Hello. How are you?

SAMPLE POPUP

Built with Divi Builder.

Email Address

your@gmail.com

OUR OFFICE

101 Mark Boulevard St,
10040, New York,
United States.